CONTABILIDAD DE COSTOS DE PRODUCCIÓN: Clasificación e importancia

Costos: desde el punto de vista contable, les llamamos costos a los relacionados con las funciones de producción. Es decir, la materia prima directa, la mano de obra directa, y los cargos indirectos de fabricºación. Los cuales, se incorporan a los inventarios de materias primas, producción en proceso y artículos terminados, por lo que se reflejan en el estado de resultado hasta que el producto es vendido a través del costo de venta, a estos costos se les llama: costos del producto o costos inventariables. (Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Contabilidad_de_costos)

La contabilidad es el repositorio de la información financiera de la empresa. Permite entender, en términos monetarios, cual es el estado de la empresa en un determinado momento del tiempo. Sin embargo, tradicionalmente es difícil analizar desde la contabilidad el desempeño de una planta productiva. Se requiere una reorganización de la estructura de contable de costos para poder lograr este tipo de análisis. Vamos a revisar que tipo de cambios son los requeridos.

El primer concepto que es importante tener en cuenta es que los costos de fabricación siempre son estimados. Por ejemplo, no podemos conocer exactamente cuanto va a ser el monto de la energía eléctrica si no hasta final de mes. Es inevitable que haya pequeñas variaciones en los diferentes elementos del costo. Lo único que podemos controlar en tiempo real son los consumos de materia prima.
Los 4 grandes conceptos de gasto que incluimos en la producción son:

1.- Gastos Directos
2.- Gastos Indirectos
3.- Mano de Obra Directa
4.- Mano de Obra Indirecta

Revisamos el detalle de estos conceptos en el artículo sobre la determinación del costo hora de los recursos. Normalmente este es el acomodo óptimo con 4 conceptos de costo entre los cuales se va a dividir la información. En caso de no tener suficiente segregación de los datos contables se puede resumir a dos conceptos: Gastos de Producción y Mano de Obra. Las cuentas contables en las que se registran los gastos contables y la nómina se deben de agrupar en los mismos grupos que definamos como conceptos de costo de producción.

En este grupo de cuentas vamos a concentrar información de la nómina, de las depreciaciones, servicios, etc. Estos son los gastos reales que provienen de las facturas y movimientos contables. Se reflejan en el costo con signo positivo y aumenta efectivamente el costo de venta financiero.

Hay otro grupo de cuentas que son los Gastos Estimados. Son el resultado de los gastos que aplicamos en la producción para aumentar el valor del inventario, se reflejan en el costo con signo negativo y representan cuanto es lo que realmente estamos aumentando el valor de los productos con los costos de fabricación estimados. Estas cuentas de Estimados se deben corresponder a los conceptos de gasto, si tomamos 4 o 2 conceptos de gasto deberíamos tener 4 o 2 cuentas de gastos estimados.
A continuación, podemos ver la imagen de un ejemplo de como se podría organizar el catálogo contable en la sección de costos.

El objetivo de esta distribución de las cuentas es que se netee la información entre los gastos reales y los gastos estimados. El restante que queda entre las cuentas es la diferencia monetaria entre los gastos reales y los estimados. En otras palabras, ¡es la eficiencia de la planta!
Si tenemos un saldo positivo después de que se netearon los movimientos del mes eso se interpreta como que tuvimos más gastos reales que los que trasladamos al inventario. Debe revisarse la operación de la planta para determinar si es que trabajamos menos de lo esperado o si el costo hora definido para los recursos es menor al debido. En este segundo caso se entiende que podríamos estar teniendo mayor utilidad bruta de la real.

Si tenemos un saldo negativo después de que se netearon las cuentas a final de mes significa que estamos cargando un costo de hora mayor al real. Podría deberse a una productividad inesperada en la planta, pero es poco común que ese sea el caso. La mayoría de las veces significa que estamos teniendo una utilidad bruta mayor a la real y que podemos ser más competitivos reduciendo los precios sin arriesgar el punto de equilibrio de la empresa.
En cualquiera de los escenarios tenemos las diferencias dentro del costo de venta, de tal forma que los saldos de utilidad bruta contable son reales y consistentes para todos los reportes financieros de la empresa.

Otra sección de cuentas importantes que encontramos en el diagrama ejemplo son las cuentas de variaciones de producción. Cuando manejamos costeo teórico de la producción, aquí se van a acumular las diferencias originadas en manufactura por la comparación entre costos teóricos de la producción y los costos reales. Estas diferencias se originan por el tiempo y los materiales que el equipo de ingeniería determinó que deberíamos invertir vs el tiempo y los materiales que realmente utilizó el área de producción. Es una representación monetaria de que tan precisa es la ejecución de la fabricación vs la planeación que realizó ingeniería. Es particularmente importante cuando tenemos proyectos de fabricación o producción bajo pedido. Normalmente en estos casos se cotiza sobre la ingeniería y es importante medir que tanto nos acercamos en la ejecución con respecto a lo planeado originalmente.

Contacto

Río Juchipila #1623 · Las Águilas
C.P. 45080 · Zapopan · Jalisco


+52 (33) 3631-9516
+52 (33) 1812-6500

Déjanos tu mensaje, con gusto te atenderemos.